martes, 18 de mayo de 2010

Brazo de gitano de espinacas, queso y salmón

Brazo de gitano de espinacas, queso y salmón

Este fin de semana tocaba comida familiar, y había que "impresionarles" un poquito. Ya se sabe: unos cuantos platos nunca vistos, que sean ricos, vistosos, y además fáciles de hacer... San Google, patrón de los cocineros 2.0, siempre te echa una mano a la hora de pensar. A día de hoy, la búsqueda de las tres palabras brazo gitano espinacas dan 39.300 recetas, así que desconozco quién es el creador original de esta receta, pero le doy un diez por su acierto. Es un entrante frío muy vistoso, y sorprendente, y que puedes dejar hecho el día previo a comerlo.

Ingredientes:
  • 5 huevos
  • 450gr. de espinacas congeladas
  • 300gr. de queso para untar (tipo Philadelphia)
  • 200gr de salmón ahumado
  • Sal
La receta con la que me he orientado es ésta.

En primer lugar, tienes que cocer las espinacas en un cazo con agua hirviendo y sal. La duración de la cocción depende del fabricante, así que lee la caja para la duración (yo las tuve 7 minutos). Una vez que las tengas cocidas, escúrrelas MUY bien.

Aparte, separa las claras de las yemas de los huevos. Mezcla las yemas con las espinacas, echa sal, y bátelas con la batidora para hacer un puré.

En un bol grande, monta las claras a punto de nieve. Para que las claras monten bien, yo suelo enfriar previamente el bol en la nevera unos cuantos minutos. Una vez montadas las claras, incorpóralas poco a poco al puré de espinacas, mientras revuelves con una cuchara (siempre para el mismo lado) evitando que se bajen las claras.

Cuando tengas la mezcla de la masa, extiéndela homogéneamente en la bandeja del horno, sobre la cual habrás puesto previamente papel (cebolla) para el horno. Meter al horno durante 17 minutos a 180º. Una vez sacado, y sin esperar a que se enfríe, enrollar el bizcocho sobre sí mismo usando el propio papel cebolla, y dejar enfriar durante media hora (ten cuidado de no quemarte en este paso).

Una vez templado, desenrolla el bizcocho, unta homogéneamente con el queso y cubre con las lonchas de salmón ahumado. Vuelve a enrollar (apretando para que quede bien compacto) e introduce en la nevera hasta que vayas a comerlo (yo lo he hecho el día antes, así que estuvo toda la noche enfriando).
El rollo antes de ser partido
Tierno y esponjoso, el bizcocho parece de hierba artificial

 Para comerlo, sírvelo en rodajas. Éstas son las fotos de la presentación:
Panorámica de los dos platos

Corte number one

Corte number two

Corte number three

3 comentarios:

Morguix dijo...

Pues me alegro de haberte servido de "orientación", jejeje... aunque, como bien dices, vete tú a saber quién será el "padre" o "madre" de esta receta.
Te ha quedado precioso.
Besotes.

Jorge dijo...

Muchas gracias a ti por tener tu blog. Está entre mis favoritos!.

Besucos.

ratapinyadacreations dijo...

Has conseguido que tu cuñada cocine. Mañana cuando lo pruebe te contaré cómo me ha quedado. Gracias por unas instrucciones tan claras.

Un besote.